10 preguntas que debes hacer antes de alquilar un piso
13-05-2020

10 preguntas que debes hacer antes de alquilar un piso

Volver

Puede que sea la primera vez que alquilas un piso o que hayas sido inquilino en anteriores ocasiones. Sea cual sea tu experiencia, hay una serie de aspectos básicos que debes tener en cuenta. Antes de nada, haz números para calcular la inversión mensual en el alquiler, ya que los expertos recomiendan que la renta no debe superar el 35 % de tus ingresos mensuales.

 

Así que, ya sea porque vas a realizar una visita presencial, en remoto con vídeo o virtual, lleva preparadas estas preguntas que te ayudarán a tener las cosas claras antes de firmar el contrato del que será tu nuevo hogar. 

 

¿Cómo es la zona? 

Confirma si alrededor del piso tienes todos los servicios que consideras esenciales, como pueden ser el supermercado o la farmacia, o incluso los accesos al barrio, ya sea porque te mueves en transporte público o porque coges el coche todos los días. 

También es importante valorar a qué distancia tienes el trabajo y el colegio, o si estás cerca de tu familia y amigos.

 

¿Cómo es el vecindario? ¿Y la comunidad?

Algunas preguntas que puedes formular pueden estar relacionadas con el tipo de vecinos. Podrás hacerte una ligera idea de cómo será la convivencia sabiendo si son familias, estudiantes o personas mayores. También puedes preguntar si es una zona con pisos de alquiler de larga estancia o de corta duración. Cuanta más información tengas, más acertarás en tu decisión.

 

¿Cuántos metros cuadrados útiles tiene el piso?

Si tu visita es presencial, primero echa un vistazo rápido para tener una primera impresión y luego baja al detalle. Fíjate en la distribución y pregúntate si es cómoda para ti y, si tiene espacios inútiles, si les vas a poder sacar partido. 

Si tienes muebles y no quieres cambiarlos, ten a mano las medidas y llévate un metro para confirmar que caben. Si la visita es en remoto o virtual, pide un plano de la vivienda con las medidas.

 

¿Qué orientación tiene el piso?

La mejor orientación solar para una vivienda suele ser sudeste; de esta manera, te aseguras de tener una entrada de luz constante todo el año. 

Si estás seguro de que es tu piso y las visitas siempre han sido cortas y a la misma hora del día, intenta cerrar una última en la que puedas comprobar la luz que entra o incluso el ruido. 

 

¿Están dados de alta los suministros?

Es importante tener en cuenta si todo es eléctrico y preguntar por el consumo medio mensual. Si la vivienda tiene dados de alta los suministros, solo tendrás que cambiar la titularidad. En la visita aprovecha para comprobar que los grifos funcionan y la presión del agua es la adecuada. Si la visita es en remoto, pide que te enseñen su funcionamiento. Si los suministros no están dados de alta, que suele ser el caso de los pisos de obra nueva, tendrás que negociar con el arrendador quién asume el gasto.

 

 

¿Qué gastos debo afrontar para alquilar el piso? 

Tras cerrar el contrato de arrendamiento tendrás que pagar una mensualidad. Por ley, tendrás que abonar una fianza equivalente a una o dos mensualidades. Esta fianza tiene como objetivo cubrir desperfectos o posibles impagos, aunque podrás recuperar el importe al finalizar el contrato. Si has alquilado con intermediación de una inmobiliaria, tendrás que abonar el pago de una mensualidad. Si el intermediario ha sido InmoCaixa, no tendrás que pagar honorarios ni comisiones, ya que forma parte de las funciones del API y el comercial prestar el servicio y el asesoramiento de forma gratuita. 

Por último, el responsable de asumir el impuesto de basuras dependerá de lo que indique el contrato de arrendamiento, así como el gasto de la comunidad y el IBI.

Sobre la actualización de la renta, en la última actualización de la LAU se indicaba que los contratos firmados a partir del 6 de marzo de 2019 pueden actualizar la renta anualmente, aunque si el contrato no especifica nada no podrá subirse, a pesar de que podrá usarse el índice de garantía de competitividad en el arrendamiento (IGC) como herramienta para actualizar la renta.

 

¿Debo contratar un seguro?

Siempre es recomendable, pero no obligatorio. Podrías contratar un seguro de responsabilidad civil que cubra los daños propios y a terceros. Te cubriría las pequeñas reparaciones generadas por el uso ordinario, ya sea por desgaste o por mal uso, como la rotura de un cristal o el goteo de un grifo. También es recomendable contratar un seguro de contenido para proteger tus bienes. 

 

¿Qué documentación debo entregar para la firma del contrato de alquiler?

Dependerá de tu situación. En caso de ser trabajador por cuenta ajena, tendrás que presentar las tres últimas nóminas con el sello y la firma de la empresa para la que trabajas o, en caso de no disponer del sello, tu vida laboral actualizada. 

Si eres autónomo, necesitarás la declaración del IRPF (modelo 130 o modelo 131 más el último recibo de autónomo). Como el arrendador busca un inquilino con solvencia y seguridad, podrías aportar las declaraciones del IVA del último trimestre o incluso el recibo de la Seguridad Social, para demostrar que estás al día de los pagos. Por último, si eres pensionista, necesitarás el certificado emitido por el Instituto Nacional de Seguridad Social en el que conste la cantidad mensual percibida.

En cualquiera de los casos anteriores necesitarás un DNI, o un pasaporte en su lugar, que te acredite. 

 

¿Qué se va a incluir en el contrato? 

Como bien reza el refrán, las palabras se las lleva el viento, así que hay puntos que más vale dejar por escrito para evitar futuros malentendidos. Entre ellos, especificar cómo se van a repartir los gastos; por ejemplo, el mantenimiento.

Hacer un inventario del estado del mobiliario e incluso listar qué hay en el piso con exhaustividad, mejor con fotos para que quede bien plasmado, es uno de los puntos que evitarán futuros conflictos. También especificar el uso de las instalaciones de la comunidad, como una azotea o un trastero, en caso de que haya, evitará sorpresas. 

La OCU pone a disposición de los usuarios un contrato modelo que puede ser de utilidad.

Cuando cierres el trato asegúrate de tener un mes de garantía para comprobar que todo funciona, ya que hasta que no te des la primera ducha o pruebes hasta el último enchufe no podrás confirmar que todo funciona. 

 

¿Cómo debo entregar la vivienda al finalizar el contrato?

Una vez se establezca el fin del contrato, lo mejor es organizar una cita en la vivienda para revisar las condiciones de la misma y comprobar que está en perfecto estado. Si se hizo un inventario con imágenes en el contrato inicial, hay que chequear que esté todo. También se revisarán los suministros y si están al corriente de pago. Si no se entrega el piso de forma presencial y solo tienes que depositar las llaves en un lugar, puedes enviar como garantía un vídeo y fotos del estado en el que devuelves el piso. Existen empresas certificadoras que podrían certificar que las imágenes y/o vídeo son ciertas en esa fecha. Una vez esté todo correcto, el arrendatario debe devolver la fianza exigida al inicio del contrato y el inquilino, las llaves.

 

Alquilar es un arduo trabajo y, en muchos casos, cuando ya llevas unas semanas viviendo en un nuevo piso, comienzas a encontrarle defectos al inmueble que no habías percibido antes. Por eso, estos consejos permitirán que cuando estés instalado sigas igual de satisfecho que cuando decidiste apostar por tu nuevo hogar.

 

 

 

‌‌

¿Te ha resultado útil este artículo?

Su valoración
Promedio (3 Votos)