Breeam, el estándar internacional en construcción sostenible
21-04-2020

Breeam, el estándar internacional en construcción sostenible

Volver

La construcción sostenible es mucho más que preocuparse por el gasto de energía o de agua. La construcción sostenible responde a todo un ciclo de vida: desde el diseño arquitectónico del edificio, la ocupación de este o la obtención de las materias primas, hasta cómo estas regresan al medio en forma de residuos, entre otros muchos factores. Por eso, una construcción sostenible, además de reducir su huella ambiental durante su vida útil, ofrece un mayor confort y salud para quien vive o trabaja en ella.

 

Existen distintos sellos que garantizan este tipo de edificabilidad que respeta el medioambiente. Es el caso, por ejemplo, del Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology (certificado BREEAM, por sus siglas en inglés). Entremos en más detalle para ver en qué consiste.

¿Qué es el certificado Breeam?

Es un método de certificación que permite medir el grado de sostenibilidad ambiental de un edificio. Este modelo lo creó en 1990 la organización inglesa Bree Global, que estaba formada por un grupo de ingenieros, científicos y técnicos que compartían una inquietud común: proteger el medioambiente reduciendo los impactos nocivos que recibe de la construcción de edificios. Con el paso de los años, este certificado se ha hecho extensivo a 85 países desde su primera aplicación. Tras 20 años de experiencia, existen más de medio millón de edificios certificados con el sello Breeam en todo el mundo.

 

¿Cómo funciona?

La metodología que permite a un edificio obtener este certificado está basada en un sistema de puntos sencillo que se divide en diez categorías. Quien certifica que se cumplen dichos requisitos es un asesor especialista en certificación Breeam. Por eso, el primer paso que debe llevar a cabo la constructora es contactar con un asesor Breeam. Este asesor es un técnico que realiza el proceso de consultoría y auditoría desde la fase de proyecto hasta su ejecución. Finalmente, él mismo es el responsable de presentar la evaluación final del edificio al certificador oficial Breeam©, que es quien da el sello.

¿Cuáles son las temáticas que se tienen en cuenta para certificar un edificio?

La certificación tiene en cuenta las siguientes diez categorías, que nacen de los principios básicos de la sostenibilidad:

· Gestión: maximizar la adopción de medidas sostenibles desde la fase inicial y durante todo el proyecto de construcción.

· Salud y bienestar: mejora de la calidad ambiental del edificio y confort de los ocupantes a través de la renovación del aire, la acústica, el control lumínico y el de la temperatura.

· Eficiencia energética: minimización de consumos energéticos, midiendo la eficiencia energética de equipamientos e implementando energías renovables.

· Agua: ahorro en el consumo del agua con la aplicación y diseño en interior y exterior y la reutilización de aguas pluviales y grises. La plantación de vegetación autóctona de bajo consumo hídrico o el riego por goteo son medidas evaluadas positivamente.

· Transporte: ubicación de la parcela, acceso y fomento del transporte público, cercanía a servicios comerciales o de ocio, entre otros, e infraestructuras de modelos alternativos de transporte, como son vehículos eléctricos o bicicletas.

· Materiales: uso de materiales sostenibles teniendo en cuenta el bajo contenido de energía, su tratamiento de forma responsable y que sean de bajo impacto ambiental en todo el ciclo de vida.

· Residuos: minimización de los residuos generados en la obra, además de los residuos domésticos producidos durante la vida útil del edificio.

· Uso del suelo y ecología: ubicación y uso de la parcela mediante prácticas que reduzcan o eviten el impacto sobre la biodiversidad. Medida y minimización de los impactos sobre esta.

· Contaminación: minimización de la huella ambiental a través de la reducción de emisiones de refrigerantes, ruidos, contaminación lumínica, etc.

· Innovación: implementación de medidas innovadoras destinadas a favorecer los aspectos medioambientale, económicos y sociales del edificio.

El cliente o constructor puede escoger qué requisitos quiere satisfacer para mejorar la puntuación. Sin embargo, hay requisitos que son estándares mínimos que toda construcción con certificado Breeam© debe cumplir, como por ejemplo, dentro de la clasificación Salud y bienestar, que sean viviendas adaptadas. Otros son considerados requisitos extraordinarios, entre los que destacan en la categoría de Innovación todas aquellas medidas implementadas en carácter de sostenibilidad.

 

¿Qué beneficios tiene?

El principal beneficiario en este tipo de construcciones es el planeta, ya que se reduce al mínimo la emisión de gases contaminantes y, en consecuencia, el impacto que tiene la edificación sobre el medioambiente.

 

Las personas vinculadas a los edificios que disponen el certificado Breeam también obtienen beneficios, ya que económicamente disminuye el consumo de agua y de energía, así como los gastos de mantenimiento y funcionamiento. Además, mejora la calidad del aire, los niveles de iluminación natural y la insonorización, lo que repercute positivamente en el habitante.

 

¿Por qué son necesarios los certificados verdes?

Los certificados verdes se crearon para reducir el impacto de las construcciones en el medioambiente. Los humanos utilizamos el equivalente a 1,5 planetas para satisfacer los recursos de la vida diaria y absorber los residuos que generamos; por eso, es necesario tomar conciencia de que los recursos son finitos y que necesitamos medidas que ayuden a reducir esta explotación. La construcción es uno de los sectores que más contribuyen a este deterioro en todas sus fases (extracción, fabricación de materiales, diseño, gestión del edificio, etc.). Por este motivo, surge la necesidad de encontrar nuevos modelos que respeten las condiciones y los recursos que ofrece la Tierra. El planeta está sobreexplotado y es evidente que estas metodologías son necesarias para reducir el impacto que ejercen la población y la industria sobre la Tierra.

 

 

‌‌

¿Te ha resultado útil este artículo?

Su valoración
Promedio (2 Votos)