Cómo escoger una buena inmobiliaria
20-02-2020

Cómo escoger una buena inmobiliaria

Volver

Y es que ya lo afirmaba el funcionalista Le Corbusier: “La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de felicidad”, y el camino para conseguirlo lo iniciamos cuando empezamos a buscar el espacio donde establecer nuestro hogar. 

Por eso, es necesario buscar una buena inmobiliaria como compañera de viaje, una aliada que sea consciente de lo difícil que puede ser la peregrinación hasta encontrar un nuevo hogar. Así que, antes de iniciar la búsqueda de tu futura vivienda, asegúrate de disponer de la colaboración de una buena inmobiliaria que cuente con estos cuatro atributos:

Una inmobiliaria que sepa escuchar en todo momento

Encontrar piso no es fácil. Cuando se inicia el proceso de búsqueda, se tienen una serie de expectativas que se quieren cumplir. Por eso, que nos presten atención y que escuchen nuestros deseos nos genera confianza y bienestar. Sentir que nos atienden hace que nos sintamos más cerca de alcanzar nuestras ilusiones. Pregunta si tendrás a un comercial a tu disposición, así como un teléfono de contacto, para constatar que ofrecen un trato cercano y comunicación directa, con el fin de que siempre que los necesites los tengas a mano.

 

Profesionales exigentes hasta con el último detalle

La buena inmobiliaria tiene que conocer a fondo el producto que ofrece: cada rincón y cada detalle, sin que exista una pregunta que no sepa contestar. Debes tener en cuenta que al entrar en el espacio tienes que ser capaz de proyectar tu futuro hogar y una buena manera de conseguirlo es obteniendo respuestas a todas tus inquietudes. Al final, tu hogar es un lugar donde coleccionarás experiencias, ya sea en busca de paz y armonía, para aislarse del bullicio del exterior o simplemente para estar en el sofá.

 

Capacidad de ser didácticos y estar a tu lado

Durante el proceso de compra o alquiler de una vivienda, surgen muchas dudas e inseguridades derivadas del desconocimiento del mercado y de un lenguaje muy técnico. Una buena inmobiliaria tiene que poder adaptar el vocabulario a tu nivel de conocimiento.

 

Ser facilitadores con los trámites

Una buena inmobiliaria transmite seguridad y eficacia. Lo puede conseguir, por ejemplo, facilitando todos los trámites y guiándote a la hora de buscar financiación, así como ofreciéndote un buen servicio posventa. Que te ayuden con los trámites y con la parte de la documentación te dará sensación de control y tranquilidad.  

 

En resumen, escoger una buena inmobiliaria puede ser fácil si tienes en cuenta estos criterios. Ya sea para vender, comprar o alquilar, la inmobiliaria que escojas tiene que transmitirte confianza, proximidad y excelencia. Sigue estas pautas y darás con la buena inmobiliaria.

 

 

‌‌

¿Te ha resultado útil este artículo?

Su valoración
Promedio (0 Votos)