#Quedarseencasa y aprender a coser un botón
23-04-2020

#Quedarseencasa y aprender a coser un botón

Torna

 

– Abuela, apunta, ¡que solo vemos el techo!

– ¿Así…? — sin quererlo, los niños vieron el inconfundible hule de flores y la encimera resplandeciente de su abuela. Pese al confinamiento, todo seguía en su sitio.

– ¡¡ABUEEELAA!!

De pronto, la abuela cogió su smartphone y apuntando a sus ojos dijo:

– Ya me gustaría veros a mi edad aprendiendo a hacer algo que nunca supisteis hacer.

– ¡Pero para eso ya estás tú!

– ¿Y ahora que no estoy, qué?

– Pueeees…

– Los abuelos son sabios por todo lo que pueden enseñarnos — dijo su yerno asomando por detrás —. Además: ya está bien eso de que sea otro quien haga las cosas por nosotros. Así que, Angelines, ¿te animas a darnos una video-clase?

– Lo intentaré… Nunca es tarde, ¿verdad, Juan?

– Para aprender, lo primero es equivocarse — dijo con disimulo — ¡Voy a por hilos…!

El padre desapareció de la pantalla y al volver, los niños le increparon:

– Papá, ¡pero si ya hemos merendado! ¡Esa es una caja de galletas!

Y así es como una tarde de sábado se convirtió en una buena ocasión para coser un botón, y entender – quién sabe si de una vez por todas – que los mayores tienen mucho más por enseñarnos, que favores por pedirnos.

 

Esperamos que hayas disfrutado del relato. Si te ha gustado y te apetece participar o enviarnos tus comentarios, escríbenos a quedarseencasa@inmocaixa.com